Un combustible de alto rendimiento, económico y amigo del medioambiente

Repsol Autogas
  • El AutoGas GLP (Gas Licuado de Petróleo) es una mezcla de butano y propano que en condiciones normales de presión y temperatura se encuentra en estado gaseoso. Para licuarlo, sólo es necesario someterlo a una leve presión, por lo que, tanto la seguridad como el transporte y almacenamiento, se realiza de una forma muy simple.
  • Es el tercer carburante más utilizado en automoción. Su uso permite alcanzar niveles de emisiones contaminantes muy reducidos, consiguiendo prácticamente los mismos rendimientos que con otros carburantes tradicionales, ya que tiene un gran poder energético, sin impurezas y a un precio que ronda el 50% de otros carburantes.
  • El AutoGas GLP tiene dos orígenes: el 60% de la producción se obtiene durante la extracción de gas natural y petróleo del suelo, y el 40% se genera durante el refino del petróleo.
  • El AutoGas GLP es un producto secundario, que en el pasado se eliminaba por venteo o por quema en antorcha, desperdiciándose el gran potencial que tiene como fuente energética.