Autogas en el camino hacia cero emisiones

Autogas en el camino hacia cero emisiones

El combustible de los vehículos cambiará en el futuro y con el auge de los coches eléctricos y la reducción del precio del GLP para el autogas, los conductores tienen más opciones.

Las emisiones de los VEHÍCULOS tienen un gran impacto en el cambio climático, y hay muchos vehículos en España que contribuyen a esto con más de 78.057 vehículos registrados con 0 emisiones.

El cambio climático no es lo único afectado por estas emisiones. La contaminación del aire también afecta la salud pública, ya que el 92% de la población mundial vive en lugares donde los niveles de calidad del aire superan los límites de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Las emisiones del transporte están teniendo un gran impacto en nuestra vida cotidiana y en nuestra huella de carbono, por lo que es imperativo que comprendamos los nuevos desarrollos y las alternativas de combustible que están ayudando a crear un futuro más verde y saludable para la forma en que conducimos.

El camino a cero

El combustible de los vehículos cambiará en el futuro. Con el auge de los coches eléctricos y la reducción del precio del GLP para el autogas, los conductores pronto tendrán más opciones. Esto se debe principalmente a la estrategia del gobierno, que tiene como objetivo poner fin a la venta de todos los automóviles nuevos convencionales de gasolina y diésel para 2040.

La Estrategia también prevé aumentar el suministro y la sostenibilidad de los combustibles bajos en carbono, como una forma de reducir las emisiones de los vehículos existentes que ya circulan por nuestras carreteras.

Ahora se han implementado políticas a nivel regional en las ciudades con la mayor contaminación. Como en el centro de la ciudad de Barcelona o Madrid, que estipula que los vehículos que circulan dentro de la zona deben cumplir con estándares de emisiones nuevos y más estrictos o pagar una tarifa diaria.

El objetivo es mejorar la calidad del aire y reducir las emisiones de los vehículos convencionales de gasolina y diésel en el centro de Barcelona, y se espera que las emisiones disminuyan hasta en un 45% para 2025.

Con estímulos como estos, estamos ayudando a limitar la dependencia actual que tenemos de combustibles como la gasolina y el diesel, pero ¿cómo se suman estas alternativas?

Volviéndose eléctrico

Los vehículos eléctricos no son un concepto nuevo. Sin embargo, se pensó más como un ideal al que aspirar que como un catalizador serio en la lucha contra el cambio climático. Todo esto ha cambiado en la última década, con el desarrollo de tecnología avanzada de vehículos eléctricos que ha dado credibilidad y atractivo a los coches eléctricos.

La demanda de este tipo de vehículos se ha disparado recientemente. Las investigaciones sugieren que las personas de 18 a 24 años tienen más probabilidades de poseer un vehículo eléctrico, siendo la principal razón la crisis climática.

La desventaja es que tener la infraestructura para respaldar esta demanda aún no está a la altura de la tecnología disponible. Con una escasez crónica de puntos de carga públicos, uno de los mayores impedimentos para muchos que compran un automóvil eléctrico es el miedo a quedarse sin energía y el riesgo de no poder recargar sobre la marcha.

¿Qué es el GLP?

Si bien los autos eléctricos son cada vez más populares, también existen otras alternativas de combustible que son energéticamente eficientes y pueden ayudar a reducir las emisiones de carbono.

El autogás, también conocido como GLP (gas licuado de petróleo), es el combustible alternativo más accesible del mercado, con más de 100 000 vehículos de autogás circulando actualmente por las carreteras de España, atendidos por más de 700 estaciones de servicio.

El autogás es una opción popular para quienes buscan reducir su huella de carbono y los costos de combustible en comparación con los métodos de combustible convencionales.

La amplia infraestructura existente, el abundante suministro y el serio potencial de reducción de costos y emisiones de carbono significan que el GLP se posiciona como el combustible provisional ideal en el alejamiento de la gasolina y el diésel.

Otra alternativa

Aparte del GLP, también hay otras alternativas disponibles. Como el combustible fósil de combustión más limpia disponible, el GNL (gas natural licuado) se ha convertido rápidamente en la fuente de suministro de gas de más rápido crecimiento en el mundo.

Además de ser muy eficiente, emite significativamente menos contaminantes y ofrece un ahorro de CO2 del 20 % en comparación con el diésel, lo que lo hace ideal para empresas que poseen grandes flotas de camiones y necesitan cumplir estrictos controles de contaminación del aire.

Dejar un comentario

Comentario (Obligatorio)

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Nombre (Obligatorio)
Email (Obligatorio)