Los ayuntamientos de Madrid y Barcelona intensifican su autofobia

Los ayuntamientos de Madrid y Barcelona intensifican su autofobia

Los vehículos antiguos en el Punto de Mira

El pasado día 22 Las patronales del sector del sector del automóvil calificaban como autofobia las medidas anticontaminación aprobadas por el Ayuntamiento de Madrid. En sus declaraciones ponían de manifiesto el extraño y desigual nivel de alarma de los munícipes ante la contaminación de los vehículos frente a las que tienen por origen otras fuentes como es el caso de las calefacciones.
De este modo Anfac decía que “todos estamos concienciados en eliminar la contaminación de las grandes ciudades y mejorar la vida en las mismas, tanto de las personas que residen como de las personas que trabajan y se ganan la vida día a día circulando o trabajando en el centro de la ciudad” y “el sector del automóvil está asumiendo su compromiso con la sociedad y hoy los vehículos nuevos no son un problema de contaminación para las grandes urbes”.
El problema afecta, sobre todo, a los coches más antiguos y es por eso que la medida más eficaz para alcanzar un objetivo a largo plazo es ir renovando el parque automovilístico. El tráfico es un aspecto parcial y “deberíamos ir a una solución global al problema”, asegura Anfac.
Por su parte Ganvam lamenta que no se está reconociendo el esfuerzo de la industria del automóvil en la reducción de emisiones y al tiempo, en la misma línea que Anfac se sorprende de que no se tomen medidas sobre otras fuentes de emisiones más importantes que el automóvil, que representa la expresión máxima de la movilidad y también recuerda que para el automóvil el gran problemas es que más de la mitad del parque automovilístico español tiene más de diez años. En este punto recuerda que cada uno de esos coches contamina como la suma de cien actuales.
Pero tanto el Ayuntamiento de Madrid como el de Barcelona hacen oídos sordos a estas reflexiones e “inventan la pólvora”: Inés Sabanés, concejal de Medio Ambiente y Movilidad de Madrid, ha declarado a El País que “llegará un momento en el que los coche no limpios no podrán circular y se tomarán medidas restrictivas en toda la almendra central”, “El horizonte es 2020”.
Cómo las ocurrencias nunca llegan solas, el Área Metropolitana de Barcelona ha establecido un periodo de dos años para aplicar el veto al tráfico rodado de aquellos vehículos diésel con calificación Euro 1, los fabricados antes de 1996. La intención del Área Metropolitana de Barcelona es ampliar el veto de forma paulatina, extendiéndola progresivamente a los motores diésel fabricados con posterioridad a ese año. Una medida que se implantaría en los 36 municipios comprendidos en el gobierno metropolitano.

Fuente: Posventa.info

Dejar un comentario

Comentario (Obligatorio)

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Nombre (Obligatorio)
Email (Obligatorio)