¿Qué necesita un vehículo GLP para funcionar?

¿Qué necesita un vehículo GLP para funcionar?

El gas licuado del petróleo (GLP) o gas para automoción es un gas licuado formado por butano y propano que se utiliza para alimentar motores de combustión, y es tan válido como la gasolina, el gasóleo o el gas natural. Se obtiene durante el proceso de extracción del gas natural, y tiene un alto grado de pureza, lo que impide su envejecimiento y mejora su conservación. Pero qué necesita un vehículo para funcionar con gas GLP?

  • Centralita o unidad de control electrónico (UCE). Es el componente encargado de controlar y gestionar el funcionamiento del sistema según la información que recibe de la UCE del motor y de los sensores de presión y temperatura.
  • Sensores de presión y temperatura. Miden los parámetros de  presión de trabajo y temperatura para enviar la información a la UCE y que esta pueda gestionar adecuadamente el funcionamiento del sistema. El sensor de presión mide la presión de inyección, mientras que el sensor de temperatura queda conectado al depósito de gas y al evaporador-reductor.
  • Depósito de gas. Normalmente se suele montar en la cavidad del neumático de repuesto y suele ser de acero con 3,5 mm de grosor. La capacidad del depósito puede variar en función del coche, el espacio disponible y el fabricante.
  • Evaporador-reductor. Convierte el GLP de estado líquido a gaseoso. Además, se encarga de reducir la presión de gas de 10 bares a 1 mediante la presión de los codos de admisión. El GLP se expande en el evaporador en dos fases, con el objetivo de compensar mejor las fluctuaciones de la misma.
  • Filtro de gas. Se sitúa entre el evaporador y el conducto distribuidor de gas y su función es filtrar las partículas minúsculas del gas para proteger las válvulas de insuflado del mismo.
  • Conducto distribuidor de gas con válvulas de insuflado de gas (rampa de inyección e inyectores). Se ubica junto al colector de admisión del motor. Tiene integrados un número de válvulas de insuflado de gas proporcionales a los cilindros del vehículo. El gas se dirige desde el evaporador-reductor hasta el conducto distribuidor de gas, pasando por el filtro, para, a continuación, ser dosificado con precisión a través de las válvulas de insuflado de gas y llegar, finalmente, al colector de admisión a través de una tubería de plástico.
  • Manguito de llenado de gas. Si el vehículo está preparado de serie para este sistema, encontraremos el manguito situado junto al de la gasolina, que tienen una válvula de retención que hace que el GLP fluya en un solo sentido y que se abra cuando se reposta con presión. En algunos países se enrosca un adaptador sobre el manguito de llenado de gas.
  • Pulsador con indicación de nivel de gas y conmutador de selección de combustible para cambiar de GLP a gasolina cuando el gas se agota.

Dejar un comentario

Comentario (Obligatorio)

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Nombre (Obligatorio)
Email (Obligatorio)