Soluciones asequibles de movilidad sostenible para evitar las restricciones al tráfico

Soluciones asequibles de movilidad sostenible para evitar las restricciones al tráfico

El Autogas (GLP) y el Gas Natural (GNC/GNL) son el presente, los eléctricos el futuro.

El hecho de que en numerosas ciudades se pueda restringir la circulación de vehículos propulsados por motores diésel en momentos puntuales ha tenido un efecto demoledor entre los conductores españoles (así como el resto de Europa). Pero, ¿qué alternativas de movilidad sostenible tiene la clase media? Actualmente hay varias opciones asequibles para las clases medias y bajas que, en definitiva, suponen la mayoría del parque automovilístico español.

La verdad es que llevamos un tiempo considerable sin que en los medios las restricciones al tráfico en ciudades como Madrid sean noticia. Cruzaremos los dedos para que siga así, debido a que ello significará que no hay ningún problema grave con la polución. Sin embargo, es innegable que, aunque a día de hoy se pueda circular sin problemas con nuestro coche diésel por las principales ciudades españolas, la industria se adentra en una nueva época en la que este combustible pasará, inevitablemente, a un segundo plano.

Muchos fabricantes de primer nivel han anunciado que dejaran de desarrollar motores diésel e incluso finalizar la comercialización de estos modelos de manera inmediata o hacerlo de forma escalonada. Una situación que a su vez enlaza con el descenso de la demanda de diésel en toda Europa.

La compra de un coche nuevo es, para la mayor parte de la población, la segunda adquisición más importante que realizarán en sus vidas tras la compra de una vivienda, por ello, los consumidores españoles buscan protegerse ante un futuro escenario en el que las restricciones a la circulación a los vehículos más contaminantes vaya «in crescendo». El miedo de verse con un vehículo de pocos años que no pueda circular por determinadas ciudades españolas hace que los conductores estudien otras vías de movilidad sostenible con las que sortear esta posible situación.

Las ventas de coches diésel en Europa han perdido su hegemonía. Por ejemplo, durante el pasado mes de abril de 2017, las matriculaciones de este tipo cayeron un 15%, viéndose superadas por las de gasolina.

Soluciones asequibles de movilidad sostenibleAhora bien, si resides en una gran ciudad como Madrid, Valencia o Barcelona y deseas apostar ya por la movilidad sostenible, ¿qué opciones viables y asequibles tienes sobre la mesa? Si nos centramos en los automóviles más ecológicos que sean asequibles para la mayor de la población y que cumplan de igual manera que un vehículo de mecánica de combustión convencional, hay varias elecciones igual de válidas.

¿Has oído hablar alguna vez del gas vehicular o el autogas? En el primero de los casos hacemos referencia al gas natural como combustible que puede presentarse licuado (GNL) o comprimido (GNC). Y la segunda opción, se trata del término usado para hacer denominar al GLP (Gas Licuado de Petróleo) para automoción. Grandes fabricantes como Volkswagen, SEAT, Dacia, Opel o Fiat cuentan en su gama con versiones adaptadas para estos combustibles alternativos.

La posibilidad de circular haciendo uso de gas natural o autogas y cambiar, cuando así lo deseemos a gasolina, pondrá a nuestra disposición un vehículo que se adaptará a multitud de situaciones. Al contar con varios depósitos (uno para el gas y otro para la gasolina), estos vehículos cuentan con casi el doble de autonomía y cuentan con el distintivo ECO de la DGT (Dirección General de Tráfico), por lo que pueden evitar las restricciones al tráfico.

Al hablar de estos combustibles aunque es interesante recordar que, al ser mucho más económicos que la gasolina o diésel, permiten obtener un rápido ahorro. Además, a diferencia de los vehículos eléctricos de batería o los híbridos enchufables, no hay problema en encontrar un lugar para repostar estos combustibles ecológicos.

En el caso del AutoGas GLP,  hay repartidos por todo el territorio español más de 500 surtidores. Todas las provincias españolas están cubiertas con varios puntos de repostaje. Y lo mismo ocurre con el gas natural comprimido, con una importante cantidad de lugares en los que parar para llenar el depósito de gas natural de nuestro vehículo.

Los vehículos eléctricos no son a día de hoy una opción válida, el factor precio sigue siendo uno de los principales escollos insalvables para una familia media española. Sigue siendo excesivo.

Además, tenemos que tener en cuenta la casi inexistente infraestructura para su uso diario o hacer trayectos de media distancia en gran parte del territorio español. Sí, es posible que en Madrid o Barcelona haya una red de puntos de recarga extensa y aceptable, pero ¿y qué hay del resto de urbes españolas? La realidad es bien distinta. Evidentemente no tendremos en cuenta a los coches eléctricos de Tesla que, si bien sí disponen de una autonomía aceptable, su precio los siguen posicionando como un coche de lujo.

 

Dejar un comentario

Comentario (Obligatorio)

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Nombre (Obligatorio)
Email (Obligatorio)