¿Tracción delantera, trasera o total? ¿Cuál me conviene más?

¿Tracción delantera, trasera o total? ¿Cuál me conviene más?

Si deseas cambiar de automóvil, puedes encontrar un hecho simple: algunos vehículos son de tracción delantera, de hecho, la mayoría de ellos son de tracción delantera, mientras que otros son de tracción trasera y algunos son de tracción total. ¿Cuál es la diferencia entre ellos? ¿Tienes que comprar un coche de dos ejes para estar seguro? ¿Son peligrosos los propulsores? ¿Es imposible divertirse con una configuración de tracción delantera?

En esta recomendación, explicaremos los conceptos básicos de cada uno de los sistemas anteriores y brindaremos las ideas clave para el mejor uso en todos estos sistemas. Sin embargo, antes de entrar en la cuestión en sí, conviene aclarar que cuando se habla de “un tipo de tracción”, lo que hacemos es distinguir las distintas ruedas motrices del vehículo. Para estos tipos, podemos distinguir aquellos con un solo eje motriz (2WD), que pueden ser ruedas delanteras o traseras (FWD / RWD [Delantero / Tracción trasera]) y dos (4WD / AWD)).

Tracción a dos ruedas

Los vehículos con tracción en dos ruedas (2WD) son exactamente lo que parece: en realidad, solo dos ruedas tienen potencia. Los otros dos se utilizan principalmente para viajar, aunque tener cuatro ruedas en el suelo claramente hace que el coche sea mucho más estable que cuando solo había tres. Como dijimos, la mayoría de los autos nuevos vienen con 2WD de serie, aunque las ruedas que obtienen esa potencia varían según las intenciones del fabricante.

Los coches urbanos, compactos, minivans y SUV / crossovers que no son aptos para uso todoterreno suelen utilizar tracción delantera (FWD). Giran y aceleran, lo que parece ser mucho trabajo. Sin embargo, un vehículo con esta configuración puede ser más liviano que el de tracción trasera (RWD) y conducir mejor en la nieve. La tracción trasera ha sido dominante hasta mediados de la década de 1980, y ahora solo se usa generalmente en autos de alta gama, como autos deportivos y autos grandes.

La mayoría de los automóviles de pasajeros nuevos están equipados con FWD de serie, ya que generalmente se traduce en una mejor eficiencia de combustible. En términos generales, debido a que el motor y las ruedas motrices están cerca entre sí, hay menos pérdida de potencia o desperdicio de energía en el tren motriz de un automóvil con tracción delantera. Además, el hecho de que el motor presione las ruedas delanteras contra el suelo ayuda a la tracción, especialmente en superficies lisas como nieve, arena o barro.

Sin embargo, no subestime los autos con tracción trasera. Solo transmitiendo potencia a las ruedas traseras se puede lograr un manejo más neutro y equilibrado, haciendo que modelos como el BMW Serie 3 sean más interesantes que el Opel Insignia. Los coches de tracción trasera de hoy son mejores que nunca con mal tiempo. Esto se debe en gran parte a su eficiente sistema de control de tracción y a los avances en la tecnología de los neumáticos. Sin embargo, cuando encuentra una superficie muy resbaladiza, “pierde” su agarre.

Tracción total

La tracción en las cuatro ruedas es un término general para dos tipos diferentes de sistemas. Suenan similares, pero en la práctica funcionan de manera muy diferente. El 4WD tradicional que se ve en los SUV “reales” (ver Jeep Wrangler o Suzuki Jimny) generalmente tiene un modo 2WD para uso en carreteras secas. Los sistemas de este tipo de vehículos también suelen incluir un modo 4WD automático, que es adecuado para condiciones de lluvia o arena.

A partir de ahí, estos sistemas también adoptaron un modo 4WD con solo terreno resbaladizo, que bloquea el eje unitario (lo que significa que las ruedas delanteras y traseras giran a la misma velocidad), lo que puede causar serios problemas si están conectadas al asfalto. el tren está dañado. Por lo general, agregan una función de relación más baja (rango bajo) para todoterreno de velocidad ultrabaja o para sortear obstáculos muy empinados. Algunas personas pueden usar un conjunto de engranajes mecánicos para hacer esto, mientras que otras eligen sensores electrónicos.

Ahora, los sistemas de tracción en las cuatro ruedas que pueden ser conectados por el propio automóvil son ahora más comunes. La mayoría de los SUV y algunos autos compactos o sedán están equipados con un sistema AWD que funciona en segundo plano. Generalmente, la energía se suministra a las ruedas delanteras en estas configuraciones. Luego envíelo a la parte trasera según sea necesario.

Esta es la tecnología utilizada por la mayoría de los fabricantes, salvo algunas respetables excepciones, como Subaru, cuyo sistema de tracción total siempre está conectado, cambiando el par en cada rueda. Estos sistemas generalmente no requieren la intervención del conductor. Suelen funcionar de forma suave y silenciosa bajo el mando de la centralita. De vez en cuando, los fabricantes de automóviles ofrecen algo similar a un “bloqueo de tracción en las cuatro ruedas” diseñado para usarse en nieve profunda. La ventaja del sistema proviene de su simplicidad: no hay nada que hacer excepto salir. Pero a diferencia del sistema de tracción en las cuatro ruedas de un SUV reforzado, este sistema no está diseñado para remolcar mucho peso o para un uso todoterreno severo.

¿Cuál es el mejor sistema para ti?

Si vive en un lugar soleado y no tiene la intención de esquiar o aventurarse en caminos sin pavimentar, un vehículo de tracción delantera o trasera puede ser adecuado para usted. Aun así, los neumáticos de invierno cuidadosamente seleccionados y graduados mejorarán enormemente la confianza. Porque el coche es más seguro no solo por su tracción a las cuatro ruedas, sino también por sus zapatillas.

Depende principalmente de las habilidades del conductor. Sin embargo, los SUV y las camionetas siguen en una posición más alta. Esto los hace peores que el modelo de gira del que se derivaron, con un centro de gravedad más bajo y una masa en movimiento más pequeña. Pero lo más importante al elegir un vehículo con tracción total o dos ruedas es saber en qué condiciones conducirá, pero esto no le ayuda a estacionarse más rápido o con mayor seguridad. Ah, y el consumo. La tracción en las cuatro ruedas significa más energía, así que elija blanco y embotellado.

La mayoría de la gente puede elegir cualquier opción: las ruedas delanteras son las más habituales, las traseras están reservadas para vehículos con colores más dinámicos y las all-wheels proporcionan movilidad y seguridad en condiciones de escaso agarre. Es mejor mantener el modelo “4 × 4 puro” para aquellos que buscan un poco de esfuerzo en caminos embarrados o en nieve particularmente profunda. De lo contrario, lo que lleva a casa es un automóvil más pesado, que consume más combustible y, debido a las piezas adicionales que lleva, su mantenimiento cuesta más.

Dejar un comentario

Comentario (Obligatorio)

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Nombre (Obligatorio)
Email (Obligatorio)